La revista profesional sobre tecnología y transformación digital
Datacenters-bit223
Data centers: la base de la economía digital

Ignacio Velilla

Presidente de Spain DC.

Data centers: la base de la economía digital

Un sector TIC maduro, profesionales cualificados y de prestigio, la llegada de cables submarinos transatlánticos y una posición geoestratégica como enlace entre Europa, África y Latinoamérica. Son algunas de las razones que explican el auge en España de los data centers, un sector que prevé inversiones directas de hasta 5.000 millones en los próximos años y que aspira a posicionar al país en general y a Madrid en particular como hub digital del sur de Europa. Spain DC, la Asociación Española de Data Centers, nace para dar voz a la industria y contribuir a crear el ecosistema perfecto para que estos sean solo los primeros pasos de una nueva era de la economía española como potencia digital.

Un estudio de hace un par de años quiso analizar cómo ven los adolescentes españoles las profesiones del futuro. Entre los variopintos trabajos mencionados como más atractivos algunos existen ya, otros apenas están naciendo y los hay que ni siquiera se acercan a una realidad imaginable. Sin embargo, todos tienen un elemento común: la tecnología.

En un mundo que gira cada vez más deprisa, los avances tecnológicos marcan el ritmo de una sociedad en continua metamorfosis donde los jóvenes absorben estos cambios con la naturalidad de quien nace con ellos. Desde que estos chicos y chicas tienen uso de razón, una importante parte de su día transita online, entre aplicaciones que residen, como vecinos, en las pantallas de móviles y ordenadores. Por ello, estas generaciones de nativos digitales visualizan el futuro de la sociedad y de la economía girando en torno a los desarrollos tecnológicos. No es de extrañar, no han conocido otra cosa.

La base física indispensable
Hay que recordar, no obstante, que todo ese mundo digital se levanta sobre una base física indispensable, los data centers. Guardar nuestros archivos en la nube, ver series en streaming o hacer una videollamada son acciones posibles gracias a estas infraestructuras que nos permiten interconectar, almacenar, resguardar y procesar datos a gran escala.

Todo lo que sucede online está alojado en un data center, de ahí que los definamos con orgullo como ‘la base de la economía digital’. Un sector que ejerce de pilar central de la digitalización y en el que nuestro país ha dado importantes pasos para convertirse en potencia global.

Son varias las razones que explican la puesta en marcha de una asociación que diera respuesta a las necesidades y objetivos comunes de un sector en expansión. Por un lado, el grandísimo potencial de España para absorber el desarrollo de los data centers en el sur de Europa; y, de otro, la necesidad de tener una única voz que nos permita exponer y defender nuestros intereses ante las administraciones, la industria y la sociedad en general. Me detendré en algunos de estos puntos.

Nuestro objetivo es tan ambicioso como factible: España puede ser el hub de interconexión digital del sur de Europa

El país donde más crecen los data centers
España es hoy en día el país donde más crece el sector de los data centers en Europa, una situación para la que han confluido numerosos factores. Por un lado, la posición geográfica estratégica con respecto al continente, el norte de África y América Latina, reforzada en los últimos tiempos con la llegada a las costas ibéricas de nuevos cables submarinos de conexión –y los que vendrán–. Y por otro, el mercado: en España ya están presentes grandes actores del sector, que se suman a un ecosistema maduro de empresas de IT y a la presencia de profesionales cualificados de reconocido prestigio. Estamos ante el caldo de cultivo perfecto, un momento histórico que no podemos desaprovechar y que explica el nacimiento de Spain DC. La asociación aspira a capitalizar esta dinámica ayudando a sentar las bases de un futuro de éxito para los data center en nuestro país.

Nos constituimos como voz única para ser el interlocutor de referencia del sector ante las administraciones, las empresas y la ciudadanía. Consideramos clave trasladar a la sociedad la importancia que tendría que España se sitúe a la vanguardia en conectividad digital, al ser un reclamo inigualable para atraer a empresas de alto valor añadido y generar así empleo cualificado y de calidad.

Dar forma a un ecosistema que genere empleo y riqueza es también una de las bases del diálogo que ya estamos manteniendo con el Gobierno central, las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos para adaptar los marcos regulatorios. Aportando nuestro conocimiento, queremos contribuir a definir y hacer posibles las condiciones de fiscalidad, conectividad y disponibilidad de energía que permitan que España transforme su potencial en realidad.

Hub digital del sur de Europa
Nuestro objetivo es tan ambicioso como factible: España puede ser el hub de interconexión digital del sur de Europa. No es un eslogan ni el sueño de unos locos apasionados, sino una posibilidad real. Para alcanzarla y situarnos a la vanguardia tecnológica mundial, solo tenemos que desplegar nuestro máximo potencial. Esto nos permitiría acelerar y fortalecer la digitalización de nuestra economía, lo que sería un revulsivo mayúsculo no solo en el PIB, sino también en la generación de puestos de trabajo y oportunidades de futuro. Ya en el corto plazo las cifras hablan por sí solas: durante los próximos cinco años podemos atraer hasta 5.000 millones de euros en inversión directa solo en data centers, a los que sumar otros 10.000 millones en el ecosistema que rodea al sector.

Disponer de una infraestructura tecnológica líder ya se está constatando como un gran reclamo para empresas de industrias que tienen la capacidad de transformar la economía española. Los anuncios recientes en sectores puramente tecnológicos, como los de ciberseguridad o Inteligencia Artificial, certifican el atractivo que brinda España gracias en gran medida a las ventajas derivadas de contar con una infraestructura digital puntera; y no son las únicas. Multinacionales del entretenimiento audiovisual o de la logística, por mencionar solo algunas industrias, están poniendo su foco en España para albergar parte de sus servicios e instalaciones.

Los data centers podemos y queremos ser un catalizador económico y social que nos permita dar un paso de gigante hacia la digitalización

Este potencial de crecimiento se podría traducir en pocos años en un notable aumento del peso de España en el panorama internacional de los centros de datos. En estos momentos cuatro ciudades europeas copan el sector en el viejo continente: Frankfurt, Londres, Ámsterdam y París, las conocidas como FLAP. Nuestra estimación es que España crezca a ritmo muy superior a estos núcleos, incluso podríamos ver que por ejemplo Madrid supere a París en potencia instalada en el año 2026. Nos habremos ganado entonces el derecho de estar en este selecto club, añadiendo la S de ‘Spain’ a los ‘FLAPS’.

Formación de perfiles TIC
Es fundamental que este desarrollo venga acompañado de planes de formación en nuevas tecnologías a todos los niveles. En los próximos años va a crecer de forma exponencial la demanda de perfiles TIC, de ingenierías técnicas o informáticas, y tenemos que estar preparados para que ese talento se cree en España y se quede en España. Y también, por supuesto, para recuperar todo el que se ha ido. De ahí que hayamos marcado como prioritario el trabajo para vincular al sector de los centros de datos con la educación temprana y universitaria. Solo así dotaremos a los futuros profesionales de la industria del conocimiento y la capacitación técnica necesarios. También vamos a estimular la asociación público-privada, promoviendo becas que ayuden a financiar y promover carreras dentro de la industria: que cada vez más estudiantes sepan lo interesante (y estable) que es este sector a nivel profesional.

Pero no solo miramos hacia fuera, sino también de puertas adentro para promover y garantizar que la sostenibilidad sea uno de los ejes vertebradores del sector. Estamos comprometidos con un crecimiento sostenible y sostenido. Sostenible, como requisito ético como grandes consumidores de energía que somos: solo usamos energía exclusivamente de origen renovable y promovemos los estándares más exigentes de eficiencia energética. Y sostenido, por tener una visión a largo plazo que nos permita un desarrollo trasversal, que integre a los principales actores económicos, sociales, culturales y educativos.

El momento es ahora
Los data centers podemos y queremos ser un catalizador económico y social que nos permita dar un paso de gigante hacia la digitalización de nuestro tejido económico. Tenemos los ingredientes, el conocimiento y la ambición para que España juegue un papel líder en la economía del futuro. Ese momento ha llegado y no podemos desaprovecharlo.

 

Spain DC es la Asociación Española de Data Centers, que se presentó oficialmente en octubre de 2021. La fundaron nueve de las principales empresas del sector y en apenas medio año ya cuenta con 40 empresas asociadas.

Comparte
Compartir en linkedin
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email