La revista profesional sobre tecnología y transformación digital
5G
El poder transformador del 5G

Mercedes Fernández Gutiérrez

Gerente de Innovación, Telefónica España

El poder transformador del 5G

El 5G no es solo una nueva generación de redes móviles, ha llegado para ser el catalizador que nos ha impulsado a soñar con nuevas experiencias, nuevas formas de hacer las cosas. Nunca, antes, una capacidad tecnológica ha inspirado tantos deseos, tantos proyectos de transformación.

Recibir nuestro nuevo coche personalizado en pocos días, un coche conectado e incluso autónomo; ver en primera fila la final de la Liga aunque estemos en otra ciudad; revivir los Sanfermines en enero o las Fallas en agosto; vivir en el pueblo y tener acceso a la mejor sanidad y educación; ser el mejor gamer, ciudades sostenibles, seguridad digital…

Las capacidades de la red 5G son diferenciales, incluyen mayor ancho de banda, tanto de descarga como de subida de contenidos, menor tiempo de respuesta o latencia y mayor capacidad de dispositivos conectados que, en su conjunto, crean nuevas oportunidades de acceso inalámbrico para todo tipo de usuarios con diferentes necesidades de comunicación.

El 5G es un estándar que ha llegado por fases. La primera fase de 5G se apoya sobre la red LTE o 4G, se llama 5G NSA (Non Stand Alone) y ya es una realidad comercial en España, donde Telefónica ofrece ya una cobertura poblacional del 80% llegando a muchos municipios pequeños. La segunda fase se denomina SA (Stand Alone), que es realmente una red 5G pura y la red definitiva 5G que nos permitirá ofrecer las capacidades máximas anunciadas.

Bandas de frecuencia

Unos de los ingredientes principales del 5G es el espectro, las bandas de frecuencia en las que se va a transmitir. El estándar 5G contempla tres bandas de frecuencia. Una es la banda baja, la de 700 MHz (2o dividendo digital), que aún no está licitada en España, es decir, que no está en manos de los operadores, y que nos va a permitir realizar un gran despliegue territorial, semejante al que tenemos actualmente con 4G, reutilizando, en su mayoría, los emplazamientos actuales. Esta licitación está prevista en el primer semestre de este año, es decir, muy pronto.

Otra es la banda media, 3,5 GHz, cuya capacidad de propagación y, por tanto, alcance en cobertura es menor desde cada estación base. En esta banda es en la que se han realizado los primeros despliegues comerciales de 5G en España ya que, aunque no es la idónea para un despliegue masivo, es la única ya licitada. Y una novedosa banda alta, 26GHz, con poco alcance, pero con gran capacidad de ancho de banda.

Es la que nos va a permitir llegar a los grandes anchos de banda comprometidos en el estándar, hasta 10Gbps, y será utilizada en aquellas ubicaciones que tengan estos requisitos especiales de comunicación.

Nuevas capacidades

Dos nuevas capacidades de la red destacan por su impacto en los nuevos servicios, son el Edge computing y el Network slicing. El Edge computing consiste en ofrecer capacidades de almacenamiento y procesamiento ubicándolas más cerca de dónde se van a utilizar, de ahí llamarlo Edge (borde). La cercanía permite mejorar la latencia y es importante para aquellas aplicaciones que requieran una inmediatez en el tiempo de respuesta, por ejemplo, cuando dos coches se comuniquen para dar un aviso de frenada brusca.

Con la iniciativa Ciudades Tecnológicas hemos convertido a España en país referente a nivel mundial en pilotos 5G

El Network slicing nos va a permitir dividir nuestra capacidad de red en rodajas. Si pensamos que todo el ancho de banda disponible es una autopista de la información, podremos hacer carriles con capacidades diferentes optimizados para el tipo de tráfico que lleven. Esta capacidad nos permita garantizar diferentes calidades de servicio para diferentes tipos de tráfico y va a ser también la herramienta más eficaz para las redes 5G de empresa. Sin embargo, se hará desear un poco, ya que tendremos que esperar al menos un par de años o tres para que las redes 5G tengan network slicing extremo a extremo, interoperable y soportado también por los terminales.

Precisamente los terminales, smartphones, tablets, módems, TCUs… son la otra clave de una comunicación 5G completa. Hoy ya podemos decir que empieza a haber un buen número de smartphones 5G en el mercado, algunos asequibles. Sin embargo, aún necesitamos que crezca la oferta de routers, sobre todo routers industriales o específicos para otros usos como las TCUs para vehículos conectados o los sensores 5G.

En la industria

Los sectores que más claramente están encontrando un valor a las grandes capacidades del 5G son la industria, la televisión y la media y el coche conectado. También están surgiendo múltiples aplicaciones en el sector turístico, muy relevante para España y en los sectores de la educación, la salud y las Smart Cities. Dentro de estos sectores, aquellas compañías que más han avanzado en la digitalización de sus procesos, son las que están en la mejor disposición de aprovechar e incluir las comunicaciones 5G dentro de su día a día.

Otras nuevas tecnologías como la realidad virtual, la realidad aumentada, los drones o la Inteligencia Artificial, combinadas con el 5G, están siendo un factor determinante para estos nuevos usos empresariales.

Dos nuevas capacidades de la red destacan por su impacto en los nuevos servicios, son el Edge computing y el Network slicing

De todos los sectores de actividad el que primero está aprovechando el potencial del 5G es la industria. La industria está afrontando una transformación radical hacia una mayor eficiencia, movilidad y flexibilidad en sus procesos. No se trata simplemente de ser más competitivos y eficientes, sino de que las empresas puedan llegar a un mercado más amplio e internacional, de jugar en un mercado más global.

En este marco de mayor flexibilidad y eficiencia, el uso de unas comunicaciones inalámbricas críticas y fiables es clave. Cuando una industria moviliza sus herramientas, sus cadenas de montaje, su robótica, cuando automatiza sus procesos, cuando quiere un control en tiempo real de su actividad, necesita unas comunicaciones inalámbricas que nunca fallen, que garanticen la calidad de servicio y la continuidad del negocio, y ahí es precisamente donde entra el 5G.

En el caso de la Industria se están definiendo nuevos modelos operativos, optimización de la producción, mejora del control de calidad, flexibilización de los modelos productivos, asistencia remota para mantenimiento y un largo etcétera de nuevas formas de hacer las cosas para alcanzar ese nuevo modelo que impulsa el concepto Industria 4.0.

Otros sectores

Las retransmisiones de televisión y, en general, la retransmisión de eventos, se van a ver beneficiadas por la simplificación del equipamiento necesario para realizarlas con alta calidad, gracias, sobre todo, al incremento del ancho de banda de subida (uplink) que trae el 5G y que es una característica diferencial. MoviStar+ ha empezado ya a utilizar esta tecnología en las retransmisiones de la reciente Copa del Rey de baloncesto.

El coche conectado, el coche autónomo o la movilidad conectada (MaaS) componen un gran ecosistema en cuyo desarrollo el 5G va a jugar un papel fundamental. Sin embargo, la complejidad de este ecosistema, por el gran número de empresas y administraciones públicas que tienen que cooperar, el necesario desarrollo de las Smart Cities, la evolución normativa necesaria o la renovación del parque de automóviles, hace que no vaya a ser una de las primeras aplicaciones en llegar comercialmente.

De todos los sectores de actividad el que primero está aprovechando el potencial del 5G es la industria

El 5G nos habilita nuevas experiencias turísticas que pueden dar un impulso en la recuperación de este sector tan castigado en el último año. Algunos pilotos han demostrado cómo se pueden transformar los tours turísticos utilizando la realidad aumentada, cómo podemos disfrutar en cualquier época del año de nuestras fiestas más internacionales o atender a cada turista en su propio idioma gracias a la tecnología y al 5G.

También van apareciendo múltiples aplicaciones relacionadas con la salud, las operaciones quirúrgicas asistidas remotamente, la rehabilitación domiciliaria gamificada o nuevos dispositivos médicos más baratos que permiten hacer más accesibles los diagnósticos preventivos, entre otras.

Si alguien piensa que llega tarde al 5G, nada más lejos de la realidad. El momento de transformarse es ahora. Adaptarse a la nueva tecnología requiere cambios en los procesos y requiere tiempo. Al finalizar 2021 la mayoría de los países desarrollados habrán lanzado 5G, con un ecosistema que será más maduro hacia el 2023.

Para entonces, solo las empresas que hayan testado 5G, estudiado el modelo de negocio y diseñado nuevas formas de hacer las cosas podrán beneficiarse plenamente de esta tecnología y habrán consolidado su transformación digital.

Puedes encontrar más información sobre los casos de uso 5G en http://www.telefonica.es/es/casos-de-uso-5g.

 

Ciudades Tecnológicas 5G

Nunca, hasta ahora, se había abordado así una nueva tecnología de comunicaciones, explorando masivamente sus usos y aplicaciones con casos reales para validarla y aprovechar sus capacidades antes del desarrollo total de la tecnología.

El 5G es completo y complejo. Y el objetivo, desde los primeros pasos en 2018, cuando Telefónica lanzó la iniciativa Ciudades Tecnológicas 5G, ha sido identificar las aplicaciones de sus capacidades diferenciales. Las primeras Ciudades Tecnológicas 5G fueron Segovia y Talavera de la Reina, a las se unieron Barcelona, Málaga y Alcobendas. Y hemos identificado y probado tantos casos de uso que hemos convertido a España en uno de los países referente a nivel mundial en pilotos 5G con más de 100 realizados o en curso.

Esto ha ocurrido no solo por el empuje de los operadores sino gracias a la colaboración de los clientes y las empresas que han co-creado aportando todo el conocimiento de sus negocios. Y gracias al apoyo de las administraciones públicas que han creado programas para impulsar este ecosistema de pilotos 5G, como es el caso de las dos convocatorias de Pilotos 5G impulsadas por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, ejecutadas por Red.es con fondos FEDER en las que Telefónica participa con proyectos en Galicia, Madrid y Málaga y apoya otros en Extremadura y Castilla-La Mancha.

Comparte
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email