La revista profesional sobre tecnología y transformación digital
CarmeArtigas_LuisGaspar-6b

Carme Artigas

Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial

«España Digital 2025 contempla digitalizar los sectores estratégicos a través de grandes macroproyectos tractores»

La transformación digital es un pilar fundamental sobre la que el Gobierno ha estructurado gran parte de los proyectos destinados a relanzar el crecimiento de nuestra economía tras la crisis del Covid-19. Hemos tenido la oportunidad de entrevistar a la Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas, que nos ha aclarado muchos de los puntos contenidos en la agenda España Digital 2025 y en los planes nacionales que se han desarrollado bajo su paraguas. Con ella también hemos podido conversar sobre la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial o la Ley de Ciberseguridad 5G.

El marco general de análisis e identificación de los retos que debe abordar España lo encontramos en la Agenda España Digital 2025. ¿Cuáles serán los siguientes pasos para avanzar en su implementación en relación con los retos concretos de su departamento? ¿Qué relevancia tiene esta Agenda en el contexto del Plan de Recuperación post-COVID del Gobierno?

La agenda España Digital 2025 es completamente fundamental de cara la reconstrucción económica y social que afrontamos como país. La transformación digital supone, junto a la transición ecológica, un pilar fundamental en torno al cual, tanto el Gobierno como las instituciones europeas, hemos estructurado gran parte de los proyectos destinados a relanzar el crecimiento de nuestra economía tras la crisis de la Covid-19. La mejor muestra de ello es el porcentaje de 33% del total de los fondos de recuperación europeos que recibirá España que será destinado a impulsar este proceso de digitalización. España Digital 2025 es la agenda de nuestro país para la digitalización. Es la guía que nos hemos marcado en este reto, y para cuya puesta en marcha e implementación concreta ya se han aprobado cuatro proyectos fundamentales que caminan en la línea de implementar una transformación digital de manera transversal y con la igualdad de oportunidades y la inclusión social como prioridad. Estos son la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial, el Plan Nacional de Competencias Digitales, el Plan de Digitalización de Pymes y el Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas. Y por supuesto destacar también la Carta de Derechos Digitales que va a situar a España en una posición de liderazgo en el debate del humanismo tecnológico.

La agenda España Digital 2025 es completamente fundamental de cara a la reconstrucción económica y social que afrontamos como país

¿Qué destacaría especialmente de los recientes planes aprobados para la Digitalización de las Pymes y la Administración Pública, el Plan de Competencias Digitales y la Carta de Derechos Digitales?

De estos proyectos que menciona destacaría fundamentalmente su importantísimo enfoque social. Así como su potencialidad a la hora de transformar la vida de las personas con la transformación digital como piedra angular para la inclusión y la implementación de políticas que permitan avanzar en un proyecto más social e igualitario.

Para ello, creemos que es necesario avanzar en una perspectiva humanística de la digitalización. Una perspectiva que acerque la tecnología a la ciudadanía, que ahonde en la idea de que son las personas las que construyen y deben ser protagonistas de esa digitalización, y que garantice los derechos y valores fundamentales de los españoles y españolas para generar un entorno de confianza en el progreso digital que permita que todos y todas podamos disfrutar de los beneficios y oportunidades que esta nueva era digital nos ofrece.

Sobre el Plan de Competencias Digitales, es interesante el objetivo de romper diversas brechas sociales que la tecnología está acentuando. En el ámbito social y territorial ¿cómo se afronta la lucha contra la despoblación en la España vaciada?

Efectivamente, la lucha por cerrar esas brechas digitales que la aceleración del proceso de digitalización ha puesto de relevancia es una prioridad básica para esta Secretaría de Estado. Entre estas brechas que lastran los objetivos de inclusión de la digitalización en España y nuestra propia competitividad a nivel internacional, la territorial es una de las que más recursos y atención requiere.

Para ello, además de estar avanzando en cuanto a planes de conectividad y dotación de equipos, el Plan de Competencias Digitales y el Plan de Digitalización de PYMEs son proyectos clave para la vertebración territorial de España. Dotar a aquellas personas y empresas del ámbito rural, por lo general con mayores dificultades para acceder y aprovechar las oportunidades de la digitalización, de las herramientas y capacidades necesarias para incorporarse a estas transformaciones de forma activa y definitiva es fundamental. También, por supuesto, es clave el Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas, para contar con una Administración del siglo XXI y unos servicios públicos digitales de calidad y accesibles para toda la ciudadanía, en todo el territorio.

Los planes del Gobierno identifican sectores verticales prioritarios en los que incidir especialmente para avanzar en la digitalización desde un punto de estrategia de país ¿Cuáles son y cómo se articula su desarrollo?

Sí, en el plan España Digital 2025 se contempla digitalizar los sectores estratégicos a través de grandes macroproyectos tractores. El objetivo de estos planes es acelerar procesos de digitalización del tejido productivo mediante la adopción intensiva de tecnología, por ejemplo, a través del uso masivo de datos. Porque se trata de sectores, como la sanidad, el turismo, la movilidad sostenible, el sector agroalimentario o la justicia que tienen un importante efecto arrastre para digitalizar el conjunto de la economía.

Todos ellos con un gran margen y potencial de digitalización que les ha de permitir dar el salto adelante en cuanto a eficiencia de recursos y productividad, que sirva como base para la transversalidad de una transformación que no puede permitirse dejar ningún ámbito de nuestro sistema atrás. Además, tanto en el Plan de Digitalización de PYMEs como en el Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas se contemplan proyectos concretos en sectores estratégicos.

La Carta de Derechos Digitales va a situar a España en una posición de liderazgo en el debate del humanismo tecnológico

¿Cómo impactará la Agenda Digital y sus diversos planes en aspectos críticos como el empleo, la educación -con el Plan de Acción de Educación Digital 2021-2027- o la sanidad?

Como he comentado anteriormente, una de las prioridades básicas del proceso de transformación digital de nuestro país que recoge España Digital 2025 es la transversalidad. Solo a través de una reforma integral de las estructuras por las cuales se rige el funcionamiento de los distintos sectores accederemos a una evolución real que pueda ser palpable y accesible a la ciudadanía en el medio y largo plazo.

En este sentido, la digitalización de la Administración pública es un aspecto clave, y un proyecto que debe actuar como vector de arrastre para la modernización y reconversión del sector privado. Por eso, la transformación de sectores como la educación, esencial en la capacitación digital de la ciudadanía, o la sanidad, con un potencial de evolución en estructuras y funcionamiento actual, son pilares básicos y transversales de todos los planes que ya están en marcha.

En agosto de 2020 se creó la Oficina del Dato vinculada a la gestión de la pandemia del COVID-19. ¿Qué funciones se le quiere dar ahora a esta entidad y cómo se perfila la gestión de los datos de la ciudadanía para mejorar servicios los públicos?

La función básica de esta Oficina del Dato es el diseño de estrategias y marcos de referencia en materia de gestión de datos, así como la creación de espacios de compartición de datos entre empresas, ciudadanos y Administraciones de manera segura.

Es fundamental lograr una base de confianza por parte de la ciudadanía en la gestión de sus datos fundamentada en el total respeto a sus derechos de privacidad y de seguridad. Algo en los cual desde la SEDIA estamos trabajando de forma intensa, que tendrá en la firma de la Carta de Derechos Digitales uno de los sus máximos exponentes, y que resulta fundamental a la hora de establecer un uso garantista y seguro de los datos de la ciudadanía para una toma de decisiones públicas basada en esta información de calidad.

Un escenario global más digitalizado también requiere de mayor seguridad. De hecho, la Unión Europea acaba de presentar su nueva Estrategia de Ciberseguridad ¿De qué manera se va a potenciar este aspecto en España? ¿Qué acciones está desarrollando en ese sentido el INCIBE y que persiguen iniciativas como la futura Ley de Ciberseguridad 5G?

España tiene un gran ecosistema de ciberseguridad, tanto con su industria como con sus procesionales, y seguimos avanzando por ser un nodo y potencia internacional en este sector. Además, INCIBE desempeña una importante labor para afianzar la confianza digital, elevar la ciberseguridad y la resiliencia y contribuir al mercado digital de manera que se impulse el uso seguro del ciberespacio en España.

La ciberseguridad es un elemento crítico para que los procesos de transformación digital lleguen a buen puerto. Para dar respuesta a las amenazas y riesgos relacionados con la seguridad digital. Y también porque la ciberseguridad es una excelente oportunidad para el desarrollo del tejido productivo, y en consecuencia del empleo y la atracción del talento.

En ese sentido, las principales actuaciones que llevamos en marcha a través del INCIBE se dirigen al impulso del ecosistema empresarial; a identificar, desarrollar y retener talento en ciberseguridad; y a fomentar y extender una cultura de la ciberseguridad entre ciudadanos y empresas.

Si hablamos de los fondos de recuperación, el programa NextGeneration EU promete destinar a España un presupuesto importante. Desde distintos foros se han planteado algunos problemas asociados a la gestión de los mismos: por un lado, la burocratización de la administración (por ejemplo, en lo que se refiere a los plazos de licitación) y, por otro, la falta de permeabilidad de los fondos a toda la sociedad, especialmente PYMEs (por ejemplo, respecto a la participación de PYMEs en grandes proyectos estratégicos). ¿Cómo piensan abordar estas cuestiones?

Estamos hablando de proyectos muy ambiciosos, transversales, y que han de construir las bases de nuestro sistema productivo y el proyecto de país que seremos durante la próxima década. Creo honestamente que estamos avanzando conforme lo esperado y planificado en cuanto aprobación y puesta en marcha de los proyectos que van a asentar las bases de esta transformación digital que ha de relanzar el crecimiento económico y el bienestar social de nuestro país.

Este 2021 es el año de la reconstruccióny de la consolidación de este proyecto de futuro que ya se está viendo reflejado en ayudas y resultado palpables en la vida de la ciudadanía y los trabajadores. Precisamente en cuanto al caso de las PYMEs, por ejemplo, recientemente hemos puesto en funcionamiento las Oficinas Acelera Pyme, gracias a la colaboración de Red.es y la Cámara de España. Un proyecto que desde ya va a ayudar a la transformación digital y al crecimiento en cuanto a productividad de las empresas que formen parte de él. Es tan solo un ejemplo de cómo estos planes que ya están en marcha están permeando en la sociedad y garantizando la viabilidad con carencias en este sentido.

El Plan de Competencias Digitales y el Plan de Digitalización de PYMEs son proyectos clave para la vertebración territorial de España

¿Está siendo el Consejo Consultivo para la Transformación Digital -en el que el COIT está presente- el espacio que se esperaba para conectar con el sector y con sus agentes más influyentes?

El fin de la creación de este Consejo Consultivo para la Transformación Digital era constituir un foro amplio y nutrido de muy distintas voces, opiniones e intereses de actores involucrados de algún modo en un proceso trasversal y tan ambicioso como es el de la transformación digital. En ese sentido, los pasos dados para la consecución de este objetivo han sido sin duda en la buena dirección y los resultados obtenidos de esta puesta en común, muy fructíferos y enriquecedores.

El Estado es y ha de ser el motor que impulse y canalice el camino de la digitalización, pero no hemos de olvidar que esto es un proyecto común de toda la sociedad, en el que las aportaciones de asociaciones sectoriales, colegios profesionales, organizaciones de consumidores y usuarios, administraciones locales y empresas tienen un papel esencial. Y como tal este Consejo Consultivo constituye una herramienta muy valiosa para orientar nuestros esfuerzos hacia una digitalización que apueste por la transversalidad y el bien común.

Los profesionales TIC, el talento es el elemento esencial para afrontar el futuro con las máximas garantía. Sin embargo, existe un problema claro de vocaciones ¿Qué medidas se prevén para promover las vocaciones STEM entre los estudiantes jóvenes y mejorar el porcentaje de presencia de mujeres en carreras de ingeniería?

En el reto de la digitalización que tenemos por delante va a ser fundamental contar con todo el talento posible. La digitalización la hacemos las personas, y somos cada uno de nosotros y nosotras las que con nuestras ideas, experiencias y esfuerzo vamos a construir el futuro digital de España. Por eso, desde la SEDIA estamos trabajando para ofrecer a nuestro talento joven las condiciones y el proyecto de país que necesitamos para lograr retener ese tesoro que nos brinda la excelente formación que se ofrece en las universidades y centros educativos españoles, además de atraer todo el talento extranjero posible de cara a la enorme a través de proyectos innovadores y punteros.

Gran parte de esa acumulación de talento va a pasar por lograr incrementar de forma significativa el número de mujeres en profesiones STEM. Actualmente, en España solo el 16,2% de los especialistas TIC son mujeres, por debajo del 16,5% de la media de la UE-28. Son datos insostenibles de cara a los objetivos de igualdad que tenemos y que van a ser clave de cara al éxito de una digitalización en la que no nos podemos permitir prescindir de casi la mitad de nuestro talento. Para ello, estamos implementando programas de mentoring y fomento de vocaciones científico-tecnológicas entre niñas y adolescentes en el sistema educativo, así como iniciativas de capacitación digital y participación en itinerarios formativos tecnológicos que nos permitan elevar lo antes posible esosratios de incorporación de la mujer al mundo digital actualmente insostenibles.

Ligado al talento, la creación de startups tecnológicas es clave para impulsar la innovación y desarrollar nuevos modelos de negocio más competitivos y eficientes. ¿Cómo interviene su departamento en las iniciativas en este campo que se plantean desde el alto comisionado para la nación emprendedora?

La agenda España Digital 2025 contempla entre sus ejes de actuación el impulso al emprendimiento digital. Y en los planes despliegue que hemos puesto en marcha, trabajando junto con los distintos departamentos ministeriales, incorporamos medidas como la Oficina Nacional de Emprendimiento, programas de apoyo a la creación de startups por mujeres emprendedora, el despliegue de una red de centros de apoyo al emprendimiento o la Ley de startups.

Este año el título oficial de Ingeniero de Telecomunicación cumple 100 años, siendo una de las titulaciones más comprometidas con la transformación digital del país. ¿Qué papel cree que deberían tener los ingenieros de esta disciplina? El COIT, como institución de derecho público y vinculada necesariamente a la administración, ¿qué iniciativas piensa que debería liderar como garante de que la tecnología influya positivamente en la sociedad?

El proceso de transformación digital que afrontamos es un reto tan apasionante como complejo y ambicioso, en el cual todos vamos a jugar un papel fundamental y decisivo de cara a construir el país que queremos ser. Somos las personas las que vamos a definir el camino que la tecnología va a seguir y a diseñar las estructuras que lo marquen, y por supuesto, profesionales cualificados y especializados como los dedicados a la Ingeniería, son esenciales en este propósito.

Es a través de este tipo de talento, y del liderazgo de instituciones COIT, con la que esperamos seguir colaborando estrechamente, cómo estas oportunidades que hemos comentado que ofrece la nueva era digital podrán transformarse en beneficios directos sobre el día a día de los ciudadanos. En esa labor, ha de estar la Ingeniería y sus profesionales.

 

“El objetivo es situar a España entre los países punteros en IA”

¿Cuáles son los principales objetivos de la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial? ¿Está Europa en condiciones de liderar el avance en IA frente a Estados Unidos y China?

El objetivo principal hacia el cual hemos querido orientar la ENIA es el de transformar el tejido productivo de nuestro país incorporando la IA a las cadenas de valor de forma que nos permita aprovechar el enrome potencial de este tipo de tecnologías disruptivas para impulsar la eficiencia y eficacia de empresas que nos permita avanzar en cuanto a productividad y competitividad.

Pensamos además que esta transformación de las estructuras y la propia cultura tecnológica de nuestro país radicará en una mayor creación de empleo de calidad, impulsará la excelencia científica y la innovación, y permitirá generar un entorno de confianza de asiente las bases para lograr una IA más inclusiva y transversal.

El objetivo es situar a España entre los países punteros en IA. Un propósito para el que estamos preparados, y para cuya consecución contamos con un factor clave como el de la cooperación a nivel comunitario. El alto nivel de competitividad a escala global en este sector nos empuja a tener una perspectiva a nivel europeo de colaboración. Y la ventaja competitiva de la Unión Europea es precisamente el enfoque humanista y social, garantista con los derechos de la ciudadanía y los valores europeos.

Inteligencia artificial y sostenibilidad se vinculan, entre otros, en el programa de Algoritmos Verdes que se incluye en la ENIA. ¿Cuál es el objetivo de este programa y en qué aspectos se pretende incidir en cuanto a la reducción de la huella de carbono de las TIC?

Transición energética y transformación digital son dos procesos que han de ir necesariamente de la mano. Los dos pilares básicos para una recuperación económica y social sostenible y transversal que han de construir y sustentar las bases de la España del futuro. Por eso, es fundamental idear y desarrollar proyectos e iniciativas que nos permitan involucrar elementos relacionados con ambos objetivos. En esta línea, se encuentra este Programa Nacional de Algoritmos Verdes, un programa que nos permitirá diseñar desde su origen algoritmos energéticamente eficientes que nos ayude a avanzar en los procesos necesarios para la transformación digital respetando una sostenibilidad medioambiental.

Comparte
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email