La revista profesional sobre tecnología y transformación digital
Espadaña de la Capilla de San Ildefonso
IoT, proporcionando inteligencia a la ciudad cervantina

Miguel Carlos Castillejo Calvo

Ingeniero de Telecomunicación. Business Senior Manager en BBVA. Concejal de Transparencia, Innovación Tecnológica y Gobierno Abierto en Excmo. Ayuntamiento de Alcalá de Henares.

Alcalá de Henares

IoT, proporcionando inteligencia a la ciudad cervantina

En las ciudades, el concepto de Smart City que tanto escuchamos debe seguir enfocándose bajo un prisma social con el fin último de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y avanzar en la eficiencia de los servicios públicos que se ofrecen, sin olvidar el uso de la tecnología para evitar la paralización socioeconómica de nuestros entornos en situaciones de emergencia social.

Quien disfrute de la Historia sabrá que Alcalá de Henares, a lo largo de sus siglos de vida, se ha caracterizado por ser pionera en muchas formas de innovación. El Cardenal Cisneros, adelantado a su tiempo, innovó con el primer proyecto de Ciudad Universitaria mundial, colocando a la urbe en la cima y élite del conocimiento y del saber. Gracias a la difusión de su imprenta y las nuevas tecnologías de la época made in Alcalá, muchos fueron los innovadores que crearon comunidad asentándose en la calle que lleva hoy su nombre, como la Calle Libreros, y con la Biblia Políglota Complutense como máximo exponente, joya de innovación y apuesta decidida. Si viajamos al Siglo de Oro, Alcalá de Henares fue también el centro neurálgico de las artes y las letras en torno al periodo de máximo esplendor de su Universidad.

Pero vayamos a los años 20 del presente siglo XXI, a la era del conocimiento, de Internet, de los nuevos y disruptivos avances tecnológicos como el IoT, la hiperconectividad, el Big Data, la Inteligencia Artificial, el Blockchain, la robótica, la nanotecnología, la computación cuántica…

Vayamos al momento actual tras el punto de inflexión histórico que ha supuesto la COVID-19 en nuestras vidas y en nuestras sociedades. Situándonos en el hoy, ¿cuál es el futuro que queremos para las ciudades y, por extensión, para nosotros como ciudadanos? Sin duda, tanto la digitalización como la sostenibilidad se han convertido en las dos banderas prioritarias y transversales de cualquier iniciativa y en cualquier ámbito de aplicación. En las ciudades, el concepto de Smart City que tanto escuchamos debe seguir enfocándose bajo un prisma social con el fin último de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, así como de avanzar en la eficiencia de los servicios públicos que se ofrecen, sin olvidar el uso de la tecnología para evitar la paralización socioeconómica de nuestros entornos en situaciones de emergencia social.

Tanto la digitalización como la sostenibilidad se han convertido en las dos banderas prioritarias y transversales de cualquier iniciativa

Una hoja de ruta progresiva

Es aquí donde cobra especial relevancia el IoT (Internet of Things) como hilo conductor principal. En Alcalá de Henares quisimos plantearnos una hoja de ruta progresiva, escalable a futuro e interdisciplinar. Una hoja de ruta marcada por nuestra Estrategia de Transformación Digital y bajo el Plan de Modernización e Innovación impulsados desde el año 2019.

También sabíamos lo que implicará un futuro a corto, medio y largo plazo: y es que todo lo que se pueda digitalizar, se digitalizará; que todo lo que se pueda automatizar, se automatizará; que todo lo que se pueda conectar, se conectará; y que todo lo que se pueda medir o analizar, se medirá o analizará. Y nos pusimos en marcha. Era necesario conseguir una ciudad inteligente donde los elementos principales pudieran estar conectados obteniendo una realimentación óptima de datos para la toma de decisiones bien informada, y para transformar la manera tradicional de ofrecer servicios públicos de calidad.

¿En qué áreas se puede innovar con IoT bajo el prisma social de una Smart City bien entendida? La respuesta en sencilla: todas. No obstante, bien es cierto que algunos ámbitos de actuación adquieren una mayor visibilidad sobre otros. Por ejemplo, servicios orientados a la movilidad y el transporte, la eficiencia energética, el medio ambiente y la gestión de residuos, el turismo o la seguridad ciudadana, tienen en el IoT un aliado magnífico para avanzar en soluciones innovadoras que mejoran su objetivo individual.

En Alcalá de Henares son numerosos los ejemplos que confirman la necesidad de transformación digital y de aplicación práctica del IoT a través de un importante esfuerzo en potenciar nuestras infraestructuras innovadoras. Aquí os contamos algunos de ellos.

Movilidad y Transporte: reestructuración y estrategia profundas en torno a la ampliación ambiciosa y progresiva de zonas peatonales, de la red de autobuses, VMP, vías ciclables, así como una modificación en las infraestructuras tanto en obra civil como en señalización.

En este contexto ha sido crucial la instalación de señales inteligentes en pasos peatonales que, junto con la modificación de la infraestructura, permiten una mayor seguridad, fluidez y accesibilidad. Un sistema de detección de peatones en el que la señal interactúa con el conductor del vehículo cambiando la iluminación en el momento que hay un peatón esperando, pero también con el peatón a través de un sistema bluetooth con aplicación móvil avisado por voz. Desde el punto de vista de la gestión, todo ello nos permite generar datos de frecuencia de utilización, y de este modo poder tener información para optimizar la infraestructura en cada caso y mejorar la gobernanza de la ciudad. Esta tipología ha sido diseñada principalmente para los colectivos más vulnerables desde el punto de vista de la seguridad vial, como son las personas invidentes o con problemas de visión, personas con movilidad reducida, o menores que hacen el camino solos hasta su centro escolar.

Otra iniciativa en este ámbito está siendo el poder tener acceso a una herramienta de gestión de incidencias de tráfico, dando una visión en tiempo real para la gestión eficaz en la comunicación con los ciudadanos sobre incidencias que podamos prever (cortes por obras, eventos, dispositivos especiales de tráfico…). Por otra parte, actualmente la red de autobuses urbana del municipio cuenta con sistemas de geolocalización orientado a la gestión integral de paradas, comunicación con pasajeros y recursos del transporte, obteniendo datos sobre ocupación, horarios de paso, etc. También se están estudiando diferentes puntos para la implantación de un sistema semafórico que, en conjunción con unas balizas a instalar en el transporte público, permita su interacción inteligente.

En Alcalá de Henares quisimos plantearnos una hoja de ruta progresiva, escalable a futuro e interdisciplinar

Eficiencia Energética: proyecto de Energía Iluminación LED en el alumbrado público y exterior, sustituyendo 2.400 luminarias de vapor de sodio por luminarias LED de alta eficiencia. Contando todas ellas con telegestión punto a punto para su control en remoto desde un portal web.

Infraestructuras y Medio Ambiente: proyecto Smart Water con inversiones y mejoras para la gestión de la red de abastecimiento y alcantarillado (detección de fugas, modelización matemática de la red de saneamiento, telecontrol de la red de abastecimiento, telelectura y gestión telemática con usuarios y consumidores…). También soluciones en torno a la gestión inteligente de residuos y rutas optimizadas de recogida y limpieza viaria.

Seguridad Ciudadana: sistemas de videovigilancia en espacios públicos para gestionar la seguridad y uso del aparcamiento, consolidando un entorno tecnológico escalable, que posibilita la obtención y explotación de información en tiempo real, lo que puede permitir poner a disposición la información para los ciudadanos, así como una mejora en la seguridad al añadir sistemas de inteligencia artificial que faciliten la detección de diferentes riesgos.

Turismo: nuestro Plan de Sostenibilidad Turístico está poniendo en marcha iniciativas en torno al mobiliario urbano y señalética inteligentes; una plataforma Smart City horizontal que aglutine las verticales existentes y de futuro para una mayor interoperabilidad y gestión de datos; WiFi público en el casco histórico; punto de Información Turístico Virtual… Todo ello para disponer de los medios smart adecuados con el fin de ofrecer una mayor oferta turística, más amplia y segura, así como dibujar un destino más conocido que siga aumentando el atractivo de Alcalá de Henares.

Son muchos más los ámbitos donde actuar gracias a una innovación tecnológica bien enfocada que solo podrá mejorar nuestras vidas. Los caminos que se abren son infinitos e ilusionantes. Y termino como empecé, poniendo en valor el carácter innovador del ADN de Alcalá de Henares a lo largo de su historia. Porque si nuestra querida Calle Libreros fue, sin un ápice de exageración, el Silicon Valley del Renacimiento Europeo, ¿por qué no hacer de nuestra ciudad, o de cualquier otra, una Smart City dimensionada y de futuro en este siglo XXI?

Con el tiempo podremos decir que Alcalá de Henares, sus ciudadanos y sus instituciones supieron estar a la altura de las circunstancias, afrontando una de las peores etapas sociosanitarias y económicas que se recuerdan. No obstante, no podemos olvidar que nuestra ciudad con sus más de 2000 años de historia ha pasado por muchos duros momentos a lo largo de su ‘vida’, y de todos ha sabido salir airosa. Ahora no iba a ser la excepción. Pocas ciudades pueden ofrecer este magnífico contraste entre pasado y futuro, entre Historia e Innovación. Un conjunto declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad que seguirá apostando por la innovación conectando a toda la ciudadanía. Alcalá, donde todo renace. Alcalá Innova.

Comparte
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email