La revista profesional sobre tecnología y transformación digital
08 Centralitas Telefónicas TPyT JRIglesia
Oiga, por favor, ¿El Museo de Historia de las Telecomunicaciones?

José Ramón Iglesia Medina

Ingeniero de Telecomunicación. Miembro del Foro Histórico de las Telecomunicaciones.

Oiga, por favor, ¿El Museo de Historia de las Telecomunicaciones?

Visitando Toledo, en otoño de 2020, José Luis Ábalos, ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, mantuvo diversas reuniones con el presidente regional, Emiliano García-Page, y la alcaldesa, Milagros Tolón, para abordar proyectos pendientes, dando a conocer, entre otros, el del traslado del Museo Postal y Telegráfico desde Madrid a la actual sede de Correos en la toledana Calle de la Plata.

Si los tiempos que corren fueran otros, ésta podría ser la pregunta que un turista nos hiciera al encontrarnos paseando por el Paseo del Prado, el de Recoletos o en la Gran Vía madrileña… o por las barcelonesas Ramblas, la Plaza de España o la de Cataluña.

Pero, ¿cuál sería nuestra respuesta? ¿…? ¡Pues lo tenemos! No precisamente en un céntrico y bien comunicado emplazamiento, pero sí en un edificio correcto y con un espacio suficiente.

Gran parte de la historia española de las telecomunicaciones, prácticamente desde la mitad del siglo XX, aún no tiene su reflejo ni en el museo actual ni en ningún otro

El ‘Museo Postal y Telegráfico’, heredero del ‘Museo Postal y de Telecomunicación’, inicialmente inaugurado en 1980 en el Palacio de Comunicaciones de la Plaza de la Cibeles en Madrid, se encuentra desde 2007 en la calle Tapia de Casariego 6, en Aravaca (Madrid). Hasta allí fue trasladado para dejar espacio al nuevo Ayuntamiento de la capital y ahora se anuncia un nuevo traslado a la actual sede de Correos en el casco histórico de Toledo.

El Museo, cuyo titular es la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos, es actualmente una institución que reúne, gracias al equipo que lo ha gestionado hasta la fecha, unos adecuados espacios expositivos y otros servicios imprescindibles para una entidad que aspira a ser excelente. Nos referimos no solo a la oferta de visitas guiadas, audioguías interactivas y otras facilidades para el visitante, sino también a los servicios de atención a los investigadores, el archivo documental, cartográfico y fotográfico, así como a su completa biblioteca especializada. Todo ello orientado al mejor conocimiento y conservación de nuestro patrimonio histórico-tecnológico. Un modelo a seguir y fomentar.

En su parte expositiva, el Museo se estructura en siete salas temáticas distribuidas en dos plantas. Por ellas, como un aliciente más, se distribuyen acertadamente las diversas obras de su rica
pinacoteca.

“¿Por dónde se sigue?”

Seguro que después de recorrer todas las salas del museo nos preguntaremos… “¿Por dónde se sigue?”. Y es que gran parte de la historia española de las Telecomunicaciones, prácticamente desde la mitad del siglo XX, aún no tiene su reflejo ni en este museo ni en ningún otro, de carácter oficial, que conozcamos en nuestro país. Como excepción habría que mencionar algunas pocas colecciones bajo el amparo de iniciativas universitarias o privadas.

Actualmente, el único museo ‘oficial’ sobre historia de las telecomunicaciones en España es el Museo Postal y Telegráfico de Madrid

Muchos equipos y elementos representativos de dicho periodo esperan en los almacenes del Museo y en otros lugares y colecciones. Y muchos más, de todas las épocas, sin protección alguna y serio riesgo de pérdida, dispersas o aún en las viejas infraestructuras abandonadas en las que prestaron su servicio. Una nueva sede de este museo u otro nuevo, cualquiera que sea, debería asegurar la conservación documentada del material disponible y del aún recuperable, así como su correcta protección y su visita.

Nuestra propia historia, la de nuestro sector de las Telecomunicaciones en España, no ha favorecido la integración de los negocios y explotaciones de las diversas infraestructuras de Telecomunicación, lo que supone un mayor reto que, no obstante, no debe eximir a instituciones y administraciones de la perentoria protección y preservación de un patrimonio histórico-tecnológico que es común y único.

Un nuevo ‘Museo Nacional de Historia de las Telecomunicaciones en España’ como posible evolución, ampliación y transformación del actual Museo Postal y Telegráfico es una asignatura pendiente que no puede retrasarse más. Todos los países de nuestro entorno lo tienen.

Este futuro e imprescindible museo, no necesariamente con una única sede, y con un formato específico e innovador que dé adecuada respuesta a esta demanda, requiere de la creación previa de una entidad nacional que, reuniendo a todos los actores del sector (administración, instituciones y empresas) lo promueva y mantenga.

Sin duda es una tarea compleja y a la vez un proyecto retador en el que nuestro colectivo tiene que estar. Se lo debemos a nuestros precursores.

 

Las siete salas

1. SALA ‘HISTORIA POSTAL’

En ella podemos conocer los procesos de admisión, transporte y entrega de la correspondencia. Alberga una colección de buzones de toda España de los siglos XIX y XX, entre los que destacan los de ‘cabeza de león’.

2. SALA ‘UNIFORMES Y MEDIOS DE TRANSPORTE’

Contiene una colección de 18 uniformes postales y telegráficos que marca la evolución de la indumentaria de los siglos XIX y XX. Sobresalen el de postillón de 1844 y el de repartidora de Telecomunicación de 1975.

3. SALA ‘FILATELIA’

En este espacio se puede admirar el primer sello del mundo, de Gran Bretaña de 1840, el penique negro, y el primer sello de España, el ‘seis cuartos’, de la Reina Isabel II, del año 1850.

4. SALA ‘CARTEROS HONORARIOS’

Expone los sellos, marcas de franquicia y algunos objetos personales de los seis Carteros Honorarios: Mariano Pardo de Figueroa, más conocido por su seudónimo doctor Thebussem; Rafael Álvarez Seréix; Camilo José Cela; Ramón Carande; Antonio Mingote; la Reina Doña Sofía, y José María Cruz Novillo.

5. SALA ‘TELEGRAFÍA SIGLO XIX’

Propone un recorrido cronológico por la historia de la telegrafía en España, empezando por la telegrafía óptica (1844-1854) y después por la eléctrica. Destacan por su interés una maqueta, a escala, de una torre de telegrafía óptica Mathé, recientemente incorporada, un transmisor y receptor breguet y varios modelos de aparatos emisores y receptores.

6. SALA ‘TELEGRAFÍA SIGLO XX’

Con aparatos telegráficos originales de transmisión y recepción: un hughes fabricado en los Talleres de Telégrafos, distintos aparatos del sistema baudot, teleimpresores, etc., muchos de ellos en funcionamiento, gracias al mantenimiento que realiza el grupo técnico de la Asociación de Amigos del Telégrafo. La radiodifusión tiene un apartado en esta sala, ya que los telegrafistas fueron pioneros en este importante medio de comunicación. Destaca un aparato de radio de galena de 1930.

7. SALA ‘TELEFONÍA’

Muestra una colección de aparatos telefónicos desde 1882 hasta 1924. Entre los fondos telefónicos destacan: el primer prototipo de teléfono Bell; el teléfono de gabinete de la Reina María Cristina; el de Alfonso XIII; teléfonos de campaña y varias centralitas telefónicas.

 

Algunos importantes museos de Historia de las Telecomunicaciones en Europa

Diferentes modelos de los que aprender

PORTUGAL. Museu das Comunicaçoes, en Lisboa. Patrocinado por la Fundação Portuguesa das Comunicações, un modelo a seguir y con una interesante historia.

FRANCIA. La Cité des télécoms, un parque completo dedicado a las telecomunicaciones.

ALEMANIA. Museumsstiftung Post und Telekommunikation con sus tres museos en Berlín, Frankfurt y Nüremberg

HOLANDA. Houweling Telecommuseum en Rotterdam.

SUIZA. Museé de la Communication en Berna.

Comparte
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email