especial-100-ODS-Telecom

ICS/Albert Punsola

Los ODS, más asequibles gracias a las TIC

El día 20 de mayo, con motivo de la celebración del Día Mundial de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información y del centenario del título de Ingeniero de Telecomunicación, el COIT organizó un evento institucional en el que, tras la intervención de la ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, la Decana-presidente del COIT y el Presidente de la CODITEL, un grupo de expertos debatió sobre la fundamental contribución de las TIC para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) teniendo presente, además, la actual situación de pandemia.

El debate fue moderado por la Ingeniera de Telecomunicación Emma Fernández quién, por una parte, propuso a los participantes un análisis de la influencia de las TIC en la gestión de la pandemia y, por otra, les pidió un ejercicio de prospectiva sobre la etapa post-COVID19. La cuestión de la pandemia está muy vinculada a los ODS ya que, por su intensidad y por sus efectos, incidirá en aspectos como la pobreza, la desigual dad, la salud, la educación, la industria y la innovación, entre otros.

Un elemento implícito en el debate, desde el inicio, fue la imposibilidad de tratar la relación entre las TIC y el conjunto de los 17 ODS, puesto que hubiera requerido múltiples sesiones. Por lo tanto, se optó por un modelo donde cada uno de los participantes aportara el punto de vista con respecto a TIC y ODS donde se centraba su campo de trabajo.

Fernando Martín Sánchez, subdirector general de Inteligencia Artificial y Tecnologías Habilitadoras Digitales, se centró en el ODS 3, Salud y Bienestar; José Antonio Portilla, vocal de la Junta de Gobierno del COIT y director de la EPS de la Universidad de Alcalá, en el ODS 4, Educación y de calidad; José Manuel Lago Peñas, asesor económico del Gabinete del Ministerio de Trabajo y Economía Social, en el ODS 8, Trabajo digno y crecimiento económico, y Maite Arcos, directora general de Telecomunicaciones y Ordenación de los Servicios de Comunicación Audiovisual, en el ODS 9, Industria, innovación e Infraestructura.

Fernando Martín Sánchez: “se ha visto una gran capacidad de las TIC para mitigar los efectos de algo de tan amplio alcance como el COVID-10”

El mayor esfuerzo, en salud

Fernando Martín Sánchez aseguró que “habrá que realizar un esfuerzo muy grande” tras la pandemia para mejorar en el objetivo de Salud y el Bienestar. Si bien es cierto -como reconoció- que se ha visto “una gran capacidad de las tecnologías de la información y la comunicación para mitigar los efectos de algo de tan amplio alcance”, se mostró pesimista respecto a los logros en el ODS 3 a corto plazo. Hay razones objetivas para este juicio: la disminución de la esperanza de vida y el aumento de problemas relacionados con la salud mental, los retrasos en cirugía y procedimientos programados en la atención a la cronicidad derivados de la pandemia.

A pesar de todo, según Martín Sánchez “tenemos una serie de lecciones aprendidas que pueden beneficiar el avance hacia el ODS 3”. Se refería, en concreto, a la necesidad de incrementar la calidad en la recogida y evaluación de datos, así como la interoperabilidad entre sistemas “para compartir mejor esos datos” o usarlos para apoyar la toma de decisiones”.

Otro aspecto de su reflexión fue la sorpresa que ha supuesto la irrupción del COVID-19: “ningún país estaba muy preparado, excepto algunos países asiáticos”. A pesar de todo, puso en valor la utilidad que habían tenido las TIC en la gestión de los pacientes, de los recursos sanitarios y en el establecimiento de modelos de transmisión de la enfermedad. Señaló también como un aspecto interesante que las TIC hayan contribuido “a la transmisión de información veraz para combatir los bulos que han circulado por las redes”.

Según Martín Sánchez, “el único efecto positivo directo de la pandemia en la salud hasta ahora ha sido el descenso de la contaminación ambiental”. A más largo plazo, su visión fue esperanzadora respecto al COVID-19: “tengo mucha confianza en que las TIC pueden ayudarnos a conseguir un tratamiento, una vacuna y a mejorar el rastreo de los casos”.

Educación: el reto de la accesibilidad universal

José Antonio Portilla afirmó que “a partir de ahora habrá una cierta ralentización en la consecución del ODS 4 que aboga por una educación de calidad”. Y citó, a modo de ejemplo, el hecho de que la más que presumible crisis económica produzca un efecto de disminución en las actividades de cooperación internacional referidas a la educación. Pero, a la vez recordó que el concepto japonés de ‘crisis’ incorpora la idea de ‘oportunidad’, lo que puede ser muy útil para contemplar el problema desde otra perspectiva.

En este sentido indicó que la expansión de la tele-educación y los mecanismos semipresenciales puede conllevar la “racionalización y disminución de costes a nivel mundial para la educación. Como ejemplo de ello señaló que estudiantes extranjeros que antes no podían acudir a realizar másteres o estudios presenciales en nuestro país debido a los costes de manutención durante un curso completo, sí pueden afrontar un esquema semi-presencial donde únicamente vengan durante unas semanas o pocos meses a realizar las prácticas presenciales.

José Antonio Portilla: “Sin tecnología no hay riqueza, pero sin capacitación de las personas, sin formación, no hay tecnología. Por lo tanto, sin formación no hay riqueza”

La extensión de la teleducación también puede ofrecer beneficios a otras escalas geográficas. Cabe recordar que, en la actualidad, más de 265 millones de niños y niñas no están escolarizados en el mundo y uno de los obstáculos relevantes para ello es precisamente la lejanía de los centros educativos respecto al lugar de residencia, un problema que las TIC pueden solventar.

Según José Antonio Portilla, en el nuevo escenario de impulso a la tele-educación, “habrá que desarrollar mejores sistemas de autentificación en las personas”. Subrayó también que “sin tecnología no hay riqueza, pero sin capacidad de las personas no hay tecnología”. Con esta reflexión colocaba a la formación en el centro de las estrategias para la reducción de la pobreza y las desigualdades. Sobre este último aspecto ofreció un ejemplo cercano al señalar que “con las TIC la España vaciada podría dejar de serlo”.

Una economía más resiliente

En cuanto al ámbito económico, José Manuel Lago Peñas explicó que se producirá un “grave daño temporal en 2020”. A pesar de ello se mostró moderadamente optimista en la posibilidad de avanzar en el ODS 8 con instrumentos como: “la solidaridad, el apoyo mutuo, los grandes consensos y una sanidad pública”.

José Manuel Lago Peña: “se producirá un grave daño temporal en 2020 en al ámbito económico”

En su opinión, la situación vivida con la pandemia en España ha dado indicios de las posibilidades de estos instrumentos en combinación con las TIC y destacó la capacidad de innovación que ha supuesto “la adopción del teletrabajo en un tiempo tan reducido”. Además, aseguró que el teletrabajo “había venido para quedarse y que se debía regular adecuadamente dado su peso creciente”.

También quiso marcar una diferencia entre la reacción actual y la que se tuvo ante crisis pasadas, como la de 2008: “siempre se producía en estos casos una rescisión masiva de contratos y en esta crisis lo que se ha dado principalmente es una suspensión temporal del empleo”.

Según Lago Peñas, “ante esta nueva crisis tenemos la posibilidad de salir adelante no devaluando el factor trabajo y manteniendo lo más intacto posible el tejido productivo”. Esto, junto a un nuevo modelo de relaciones laborales, podría beneficiar la recuperación en 2021. Es un enfoque que está en consonancia con el objetivo de un trabajo decente y del crecimiento económico, epígrafe del ODS 8.

TIC: vitales para la industria y la innovación

Maite Arcos señaló respecto al ODS 9 que “se está avanzando en la buena dirección” ya que para la industria y la innovación “es fundamental generar alianzas que permitan salir cuanto antes de la crisis y las TIC son vitales para este fin”.

Respecto a las infraestructuras de Telecomunicación recordó que su robustez en España durante la pandemia había sido capaz de resistir fuertes incrementos de tráfico, con picos de hasta el 80%. “En otro tipo de infraestructuras, una subida de este tipo habría producido un colapso”, y remarcó que “en algunos países las redes no habían resistido tan bien”. Adicionalmente, Maite Arcos calificó la respuesta de las empresas del sector de “magnífica” por haber ofrecido su capacidad al servicio de la excepcionalidad de la situación. “Hemos pasado la prueba de estrés con nota”, subrayó.

Maite Arcos: “las TIC serán un factor clave en la nueva normalidad al facilitar la distancia social”

A partir de ahora, según Arcos, “las TIC serán un factor clave en la nueva normalidad al facilitar la distancia social y las relaciones en los ámbitos de salud, laboral y de formación. En este escenario -aseveró- habrá que eliminar barreras regulatorias para poder consolidarlas”.

La moderadora Emma Fernández cerró el acto constatando que, más allá de las dificultades propias del momento, existe “margen para el optimismo” para seguir avanzando en la consecución de algunos ODS, en un nuevo escenario que describió como “distinto y necesariamente más inclusivo que el actual”.

 

Apoyo desde las instituciones

Previamente al debate sobre las telecomunicaciones y los ODS, y de manera más institucional, intervinieron Nadia Calviño, vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital; Marta Balenciaga, decana-presidente del COIT y presidenta de la AEIT; Houlin Zhao, secretario general de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, UIT, y Félix Pérez, presidente de CODITEL. Todos ellos enviaron sus respectivos mensajes de apoyo a los Ingenieros de Telecomunicación por su contribución a la sociedad en el presente y en el futuro. Concretamente, la ministra Calviño comentó que el gobierno está comprometido en “extender la banda ancha a todo el territorio”, pero también “en asegurar que las competencias digitales llegan a la mayoría de la población para evitar una brecha que lleva a la exclusión social”.

 

Comparte
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email