La revista profesional sobre tecnología y transformación digital
out-of-e-office

Redacción BIT

Out of Office

Arte

Autor: José Monedero

Escultores de metal y línea recta

Es temprano, el sol saldrá pronto, sigue esta sensación de ansiedad pandémica ya cotidiana, ahora atemperada por la ciencia en forma de vacuna…; la incertidumbre viene arropada por la línea curva, el recoveco, la voluta; por el contrario, la tranquilidad, el sosiego, la confianza se apoya en la línea recta, en el acero, en la escuadra, en las matemáticas…

En el arte pienso que sensaciones parecidas llevaron en su época a creadores como Calder, Chillida, Oteiza o Palazuelo a apoyarse en la creación basada en perfiles limpios y previsibles, del mismo modo que, antes escultores como Julio González, Archipenko o Pablo Gargallo abrazaron el metal como soporte de su creatividad.

¿Cómo será el mundo en su nueva realidad en la que se mezclan angustias virales, esperanzas Pizerdefensivas, y tecnologías con una creatividad nunca vistas a punto de dominar nuestro devenir como el 5G, la Inteligencia Artificial, el IoT…?

Nadie es impermeable al cosmos dentro del cual se desarrolla su vida, y los artistas menos que ninguno; su sensibilidad se transforma en el fiel registro de su época a la vez que su creatividad les permite anticiparse a un esperanzado futuro de líneas rectas en el que vislumbra el mañana.

 

 

Cine

Autor: Atanasio Carpena

Su otra esposa

Dirección: Walter Lang, 1957

Noviembre de 1956, cuando el ordenador era conocido como ‘cerebro electrónico’ y la informatización hacía peligrar los puestos de trabajo manuales. Un IBM System 700 ocupaba una habitación, y como dice la señorita Watson, jefa del Departamento de Documentación, informatizado o no, que toda cadena de televisión ha de tener: “Creo que se puede afirmar sin rodeos que le proporcionará más ocio a más personas”. El IBM aparece en los créditos de comienzo desplegado sobre un tapiz Mondrian, tecnología y arte para un inicio en CinemaScope.

 

Los 3 días del cóndor

Dirección: Sydney Pollack, 1975

DEC, o Digital, fue fundada en 1957. En 1965 presentó el PDP-8, el primer minicomputador, y en los anuncios aparecía en el asiento trasero de un Volkswagen Escarabajo descapotable. En 1970 presentó el PDP-8/e que ya era lo bastante reducido como para ser considerado de ‘sobremesa’ y la publicidad, para que se apreciaran las proporciones del hardware, mostraba la CPU como base de la bota de una joven. En 1975, el PDP-8/e saltaba a la gran pantalla como sistema especializado en leer, traducir al inglés e imprimir las publicaciones que los analistas de la CIA querían estudiar o deconstruir.

 

 

Vinos

Autor: Manolo Gamella

Adaptarse o morir

Cualquier vino obedece a la combinación de cuatro factores: las características de las vides, el terreno sobre el que viven, la meteorología, y los trabajos de cultivo y de elaboración del producto final. De todos éstos, la meteorología se distingue por ser variable año a año, pero siempre dentro del clima del lugar, sujeto actualmente a un progresivo calentamiento que afecta también a las lluvias y a los ciclos estacionales. Estos cambios suponen riesgos y oportunidades que el mundo del vino tiene que abordar con adaptaciones en los otros tres factores.

Aunque solo un reducido número de variedades son ahora ampliamente cultivadas y apreciadas, existen más de mil tipos de vides entre las cuales pueden buscarse las que ofrezcan buenas cualidades en condiciones climáticas cambiantes. Se trata de introducir plantas que maduren en veranos más cálidos y secos alcanzando un equilibrio entre azúcar, ácidos y sustancias aromáticas sin dar lugar a un exceso de alcohol. Puede así que vayamos viendo cómo vinos de regiones conocidas pasan a elaborarse con variedades que asociábamos a otras, o con variedades hoy poco comunes o hace tiempo abandonadas. Las normas de los consejos de denominación de origen tendrán que tenerlo en cuenta.

Sin alejarse mucho de los viñedos actuales, puede existir la opción de plantar otros en zonas más elevadas o menos soleadas, pero en Las respuestas a los cambios climáticos desde las técnicas de viticultura y enología son diversas y pueden ser más rápidas. La más sencilla es el adelanto que ya se observa en las fechas de las vendimias teniendo en cuenta las maduraciones más tempranas de las uvas, a la vez que se experimenta con tiempos y formas de podas para ajustar esas maduraciones. A medio plazo, algo puede hacerse también con la disposición de las plantas en los nuevos viñedos para modular los ángulos de luz y de sombra. La buena gestión del agua es fundamental ante descensos en la pluviosidad, empleando por ejemplo el riego por goteo. Por último, la elaboración de los vinos tiene que atender a las diferentes características de las uvas que se introduzcan.

Y, como cualquier otra industria, la vitivinícola tiene un papel a cumplir en la transformación energética para controlar impactos medioambientales, pero esto es también otra historia.

Comparte
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email