¿Por qué no emprenden las mujeres españolas en el sector tecnológico?

Mercedes Barrachina Fernández

SAP Manager en el Centro de Competencia Europeo de IBM.

¿Por qué no emprenden las mujeres españolas en el sector tecnológico?

El emprendimiento femenino en nuestro país supera la media europea, ya que el 45% de los negocios de reciente creación son fundados por mujeres, un fenómeno que halla su excepción en el sector tecnológico ¿Por qué ellas no emprenden en tecnología?

El emprendimiento crea empleo, impulsa la competitividad y participa activamente en la modernización de la economía. Al estudiar el fenómeno emprendedor en España, es una noticia positiva destacar que el 45% de los negocios de reciente creación son fundados por mujeres. Esta cifra supera la media europea y sitúa a España en la posición 16, por encima de países como Alemania, Japón o Reino Unido, en el listado de países con mejores condiciones para emprender, de acuerdo con el índice NECI definido por el Informe GEM (llevado a cabo por el proyecto de investigación ‘Global Entrepreneurship Monitor’, uno de los más prestigiosos y extensos sobre emprendimiento a nivel mundial) y detallado en el gráfico adjunto. Sin embargo, analizando con más detalle el sector de la tecnología, las diferencias en cuanto a género son abismales, identificando que sólo un 17% de las iniciativas son lideradas por mujeres.

Si se evalúa con detalle la situación del emprendimiento en España, de acuerdo con el último informe GEM disponible ya mencionado, las mujeres, en general, tienden a puntuar más bajo en habilidades o percepciones directamente relacionadas con el espíritu emprendedor. Estas habilidades pueden ser la percepción de oportunidades de negocio, el conocimiento de otros emprendedores o la confianza en sus propias habilidades para emprender. Asimismo, las mujeres también tienden a puntuar más alto que los hombres en actitudes negativas, como el miedo al fracaso.

En España algunas de las empresas tecnológicas más importantes a nivel internacional están lideradas por mujeres

Adicionalmente, también pone de manifiesto que los hombres se deciden a emprender motivados por una oportunidad de negocio mientras que, por lo general, la mujer lo hace también para mejorar el equilibrio entre la vida laboral y personal. Dicho informe destaca que, independientemente del género, el principal obstáculo para emprender en España es la falta de financiación. Hay estudios que sugieren que los negocios liderados por mujeres cuentan con menor tasa de fracaso, suelen ser de pequeñas o medianas dimensiones y sus empleados suelen estar, en general, más valorados. También hay artículos de investigación que asocian la presencia de mujeres en posiciones políticas a nivel nacional, regional y local como causas del aumento de medidas que promuevan el emprendimiento femenino, como por ejemplo la puesta en marcha de estructuras legales y reguladoras que protejan las actividades comerciales llevadas a cabo por las mujeres.

El perfil de la emprendedora

Analizando el sector tecnológico, un aspecto destacable y muy positivo es que en España muchas empresas, en concreto algunas de las más importantes a nivel internacional, como Google, Facebook, Microsoft, HP, LinkedIn o IBM, están lideradas por mujeres. Este dato contrasta especialmente si se analiza el porcentaje de mujeres que suelen trabajar en este tipo de empresas. Es interesante destacar que de media sólo un 24% del total de los trabajadores en este sector son mujeres, lo que pone de manifiesto una diferencia importante en la formación en carreras tecnológicas.

De acuerdo con las estadísticas del Ministerio de Educación, destaca especialmente la representación de la mujer en las ramas de estudios asociados a la tecnología, donde no supera el 20% (concretamente un 18.6%), a pesar de que las mujeres representan un 55.2% del alumnado en estudios superiores.

Por tanto, se puede concluir que una de las principales razones de que haya pocas empresas emprendidas por mujeres en el sector de la tecnología radica en que hay pocas mujeres que estudien en esta área.

Una de las principales razones de que haya pocas mujeres emprendedoras en el sector de la tecnología es que hay pocas mujeres que estudien en esta área

Así que, en cuanto al perfil de la mujer emprendedora en España, tal y como se resume en la tabla adjunta, se puede destacar que su edad suele estar comprendida entre 25 y 34 años y que emprende por necesidades del mercado; es decir, tras detectar una oportunidad de negocio. Asimismo, el 50% cuenta con estudios universitarios y la mayoría emprenden en el sector servicios. Además, y de acuerdo a su perfil psicológico, suele tener en común las siguientes habilidades: capacidad multitarea, mayor capacidad de relaciones personales, tendencia a la innovación, tolerancia al riesgo y orientación al logro, y autonomía e independencia.

Acceso a financiación

De acuerdo con un artículo publicado por investigadores de la Universidad de Harvard en el campo del emprendimiento, los inversores (en su mayoría varones), prefirieron los ‘pitches’ (anglicismo que se utiliza para describir el discurso de presentación sobre un proyecto ante potenciales inversores) realizados por emprendedores hombres en comparación con los realizados por emprendedoras, al considerarlos más persuasivos y lógicos.

Relacionado con esta idea y considerando que, como se ha dicho antes, uno de los principales problemas para emprender en España es conseguir acceso a financiación, creo que es especialmente atractivo el programa WA4S-TEAM (‘Women Angels for STEAM’), pues tiene como objetivo funcionar como una red de inversoras que apuesten por emprendedoras en proyectos relacionados con la ciencia y la tecnología. Su valor diferencial radica en proporcionar el capital inicial para poner en marcha la idea emprendedora. Se centran en proyectos que sean innovadores, focalizados en determinados sectores (entre ellos, Blockchain, Machine Learning, ciberseguridad o biotecnología) considerando especialmente que tengan un impacto en la economía y en las sociedades futuras. De hecho, uno de los objetivos anuales del grupo de trabajo Mujer IT del COIT es firmar un convenio de colaboración que fomente el emprendimiento femenino en el sector tecnológico entre las más jóvenes, y especialmente el relacionado con las telecomunicaciones.

Como conclusión, es importante destacar que el talento no tiene género y que esa idea hay que transmitirla a los más jóvenes. A nivel nacional, regional y local se debe potenciar a las organizaciones, plataformas y programas que tengan como objetivo fomentar el emprendimiento femenino en general, y especialmente a las que apoyen el emprendimiento en tecnología, transmitiendo la necesidad y el valor que aporta a la sociedad: construir, idear, resolver y, en definitiva, emprender.

 

Talento femenino

De acuerdo con el informe ‘Solving the Equation’ de la AAUW (‘American Association of University Women’) de Estados Unidos, la representación de la mujer en el campo de la Ingeniería y la Computación es importante porque supone innovación. Se basa en la idea de que la innovación se genera a partir de la participación de ideas, opiniones, juicios y experiencias diversas y que, por tanto, la participación de la mujer resulta fundamental para explorar otra forma de hacer las cosas y, en definitiva, para avanzar.

Por eso, cada vez hay más programas que fomentan el emprendimiento femenino relacionado con la Tecnología. Destacan:

Plataforma ‘WEGate’
Creada por la Comisión Europea. Tiene como propósito poner en contacto a empresarias y a emprendedoras, publicando casos de éxito, talleres de formación, brindando soporte para comenzar un negocio, etc.

Programa ‘Girls in Tech’
Su principal misión es fomentar el emprendimiento femenino en el sector tecnológico a través de la publicación de historias de éxito, cursos de formación y programas específicos.

Comparte
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email